Capítulo #5: Un día en Gotham City

juan_fornaris

New member
Registro
28 Ago 2012
Mensajes
144
Reacciones
57
Puntos
0

Reputation:

UN DÍA EN GOTHAM CITY


Con “Batman Begins,” el escritor/director Christopher Nolan inauguró un nuevo capítulo en la franquicia cinematográfica de Batman llevando al legendario personaje de nuevo a sus orígenes, volviendo a imaginar por qué y cómo el industrial multimillonario Bruce Wayne se convertía en el enigmático luchador contra el crimen conocido para el mundo como Batman. En “El Caballero Oscuro” Nolan regresa a la saga de Batman con el personaje ahora, en palabras del director, “totalmente formado”. Nolan prosigue: “Creí que habíamos dejado el mundo de Batman en un lugar interesante en la primera película y el final sugería una dirección intrigante en la que la historia pudiera continuar”. Nolan desarrolló la historia con David S. Goyer, con quien había colaborado en el guión de “Batman Begins.” Entonces, Nolan y su hermano Jonathan colaboraron en el guión de “El Caballero Oscuro”. En “El Caballero Oscuro” Nolan dice que se centró más en el hecho de cómo la propia existencia de Batman ha transformado a Gotham City…y, al menos inicialmente, no para mejor. “Al final de ‘Batman Begins’, insinuamos la amenaza de una escalada: en el sentido de que al perseguir los cárteles del crimen de la ciudad y atacando sus intereses, Batman podría provocar una respuesta aún mayor por parte de la comunidad de criminales y ahora hay que ver dónde ha llegado eso. Hay consecuencias muy negativas en la cruzada que prepara sobre Gotham City”. El productor Charles Roven sugiere que el tema se extiende más allá de los criminales que viven en Gotham. “Por una parte, Batman ha comenzado a librar a Gotham del crimen y la corrupción que ha asolado a la ciudad, pero, irónicamente, el vacío que ha creado atrae a un elemento delictivo incluso más poderoso, que lo considera como una oportunidad de apoderarse de la ciudad”. La productora Emma Thomas comenta: “En ‘Batman Begins’ nos centramos en gran medida en los orígenes del personaje: cómo Batman evolucionó a partir del propio trauma inicial de Bruce Wayne, sus temores, su rabia y, por último, su resolución de luchar contra el delito y la corrupción. En ‘El Caballero Oscuro’, Batman es muy conocido para la policía y los ciudadanos de Gotham City, pero mientras que algunos le consideran un héroe, otros se preguntan si está haciendo más daño que bien. Y la llegada de un nuevo tipo de criminal hace que suban las apuestas acerca de ese debate.

“Lo que resulta fascinante”, añade Thomas, “es que el playboy multimillonario Bruce Wayne —con sus fabulosos coches, una hermosa mujer de cada brazo y sin preocupación alguna— no es en absoluto la persona que realmente es. Así que mientras que Bruce Wayne lleva puesta una mascara para ocultar su identidad como Batman, es realmente Batman quien define la auténtica identidad de Bruce, y el personaje público de Bruce Wayne es la ‘máscara’ que se coloca para coexistir en este mundo”.

Al principio no era así. Volviendo al papel doble de Bruce Wayne/Batman, Christian Bale afirma: “Creo que Bruce pensó que sería algo finito, que Batman serviría como una inspiración para Gotham City y que finalmente sería capaz de dejar atrás a este personaje que había concebido. Pero llega a comprender cada vez más que esto no es algo que pueda abandonar ahora…o posiblemente nunca. Hay nuevos enemigos de los que proteger la ciudad”.

El más peligroso de estos enemigos es el castigo más infame de Batman: un maníaco desalmado e implacable conocido como Joker. “Joker es el ultimo archivillano de la pantalla”, afirma Nolan. “A su manera, Joker es también un icono como lo es El Caballero Oscuro, y eso nos brindó una oportunidad y un desafío en lo que se refiere a explorar el punto de vista distorsionado del personaje. Pero también deseábamos crear un villano que, por muy pintoresco y escandaloso que sea, surja de un lugar de la realidad. Para continuar con el tono que establecimos en ‘Batman Begins,’ decidimos que fuera un tipo bastante serio, a pesar de que se le denomina Joker (el bromista). Así que comenzamos con la noción de Joker como la forma más extrema de anarquista: una fuerza del caos, un criminal sin sentido que no está a favor de nada y, por lo tanto, no puede ser comprendido. No sólo es una fuerza inmensamente destructora, sino que además disfruta mucho con su naturaleza asesina, algo que es un espectáculo bastante aterrador.

“A medida que el guión se desarrollaba”, continua Nolan, “comenzamos a estudiar el efecto que un tipo así podría tener sobre una población entera: las formas en que él podría alterar el equilibrio para las personas, las formas en que podría adoptar sus normas de vida, su ética, sus creencias, su humanidad y después utilizar todo eso contra esas personas. Se podría decir que hemos visto reminiscencias de todo esto en nuestro propio mundo, lo que me ha llevado a creer que la anarquía y el caos —incluso la amenaza de la anarquía y el caos— están entre las cosas más aterradoras que la sociedad afronta en estos días y en esta época”.

“Joker es alguien sin ningún tipo de normas en absoluto”, afirma Bale. “¿Cómo se puede luchar contra alguien que está empeñado en la destrucción, incluso si eso significa la autodestrucción? Se trata de un enemigo temible”. El actor prosigue diciendo que la falta total de moralidad de Joker es una de sus armas más potentes en su guerra con Batman porque, a la inversa, “Batman tiene un código moral muy estricto sobre lo que debe o no debe hacer y Joker puede usar eso en su propio beneficio. Batman sigue teniendo una enorme reserva de rabia y dolor y sabe que fácilmente podría ir demasiado lejos, por lo que no debe cruzar esa línea. Tiene que asegurarse de que al perseguir a un monstruo, no se convierta él mismo en un monstruo. Chris Nolan ha planteado cuestiones éticas interesantes en esta película sobre las complicaciones de tener poder frente a aspirar al poder”.
Bale, que tiene en “El Caballero Oscuro” su tercera colaboración con Nolan, añade: “Creo que Chris tiene un magnífico talento para satisfacer la necesidad de un paseo en montaña rusa, haciéndolo por puro entretenimiento, sin renunciar a momentos de grandes conflictos personales y la dualidad dentro de los personajes. Se encarga de hacer ambas cosas sin comprometer ninguna de ellas”.
Mientras que Joker siembra el caos y el temor, el Fiscal del Distrito Harvey Dent, en su afán de cruzada, es el nuevo rostro de la ley y el orden en Gotham City. “Harvey es un hombre del pueblo. Es un héroe genuinamente americano, en una forma diferente a Batman,” dice Nolan. “Así que ahora tenemos el triunvirato de Batman, Harvey Dent y el teniente Gordon —el sistema de la justicia, la policía y un justiciero— que forman una alianza para derribar al mundo del crimen. Utilizar a Batman les da un margen de ventaja sobre los criminales, pero sigue estando la policía que les arrestará, y después serán juzgados mediante el sistema de justicia. Pero lo que se plantea es la cuestión de si se pueden forzar las normas sin quebrantarlas. Y eso se convierte en la trama subyacente del argumento”.

La dinámica entre los tres luchadores contra el crimen cambia de forma abrupta cuando un giro imprevisible de los acontecimientos destruye al inquebrantable Fiscal del Distrito Harvey Dent y hace surgir al vengativo villano Dos Caras. Nolan comenta: “La esperanza que Harvey representa para Gotham City y después la tragedia de lo que le ocurre a él y su transformación en Dos Caras…es una historia extraordinaria”.

El director indica: “Joker es el villano más extravagante, por lo que exige atención. Pero de alguna manera Harvey Dent/Dos Caras es el personaje más convincente porque tiene un margen de acción muy sorprendente. Nuestro Joker no tiene margen de acción per se; simplemente tiene una gran necedad de principio a fin. Joker y Harvey Dent: éstos son dos de los personajes más fascinantes de los comics de Batman. Tienen una cualidad casi mítica y fue apasionante verles a través del prisma del mundo que nosotros creamos”.

En una jugada innovadora, Nolan amplió el alcance de ese mundo con una primicia cinematográfica. Nolan rodó seis secuencias de acción importantes con cámaras IMAX, convirtiéndose en el primer director que utiliza las cámaras de gran formato para rodar incluso una parte de un largometraje tradicional. “A la hora de continuar la historia de Batman, el desafío era hacer las cosas mejor: ampliar el mundo que habíamos creado en la primera película, tanto por medio de la historia como en la forma en que la presentábamos”, manifiesta. “Yo estaba asombrado por la forma en que quedó la fotografía IMAX. Introduce al público justo a la acción de una forma que ningún otro formato de película podría hacerlo. Me lleva a la época en la que yo era un niño e iba a ver películas y experimentaba el alcance, las dimensiones y la grandeza que el gran cine puede ofrecer. Como cineasta, creo que siempre se está intentando volver a eso, y ampliar el lienzo de nuestra historia con IMAX parecía una magnífica forma de hacerlo”.


Los cineastas también han hecho varios cambios en el mundo de Batman: el hogar familiar de Bruce Wayne, Wayne Manor, se incendió y quedó arrasado al final de “Batman Begins,” por lo que ahora Bruce reside en un moderno ático con vistas a la ciudad. Batman también tiene un Batitraje de diseño reciente, que le da una mayor capacidad de movimientos y un campo de visión más grande: “Puedo girar la cabeza”, sonríe Bale. Y el ágil y potente BatPod hace su debut con gran anticipación cuando el Caballero Oscuro serpentea entre el tráfico de Gotham City en una secuencia de persecución no apta para cardíacos rodada en las calles de Chicago.

La lucha por la justicia por parte de Batman también le lleva a una odisea a lo largo de medio mundo hasta Hong Kong, siendo la primera vez que el Cruzado con Capa sale de los confines de Gotham City en la pantalla.

“Chris tuvo una maravillosa visión general de lo que él deseaba conseguir con esta película, y él fue capaz de conseguir esto y más”, dice Roven. “Es uno de esos directores excepcionales que, cuando te dice lo que está tratando de hacer, no importa lo ambicioso que sea, puedes confiar en que lo hará, generalmente incluso mejor de lo que imaginabas”.

“El Caballero Oscuro” reúne a varios miembros del reparto de “Batman Begins”, encabezado por Christian Bale en el papel principal. Bale dice que dio la bienvenida a la oportunidad una vez más de encarnar la figura solitaria, que ha tenido que renunciar a gran parte de su identidad personal por el bien de la mayoría. Indica: “Ciertamente, Bruce se está sacrificando, tanto mental como físicamente, como consecuencia de este personaje de Batman a quien él ha dado rienda suelta y ahora es incapaz de refrenar. Más que una persona, él ha creado un símbolo y ese símbolo no puede tener límites. No puede mostrar debilidad nunca. Por lo tanto, tenemos el conflicto entre lo que es bueno para Bruce Wayne y lo que se debe hacer según Batman, porque las dos cosas no siempre son compatibles”.

“Trabajar con Christian es un verdadero placer y sencillamente muy divertido. Su presencia es algo muy atractivo en el plató”, dice Nolan. “También tiene una gran fuerza; se centra increíblemente en aprovechar la realidad psicológica de cualquier personaje que esté interpretando. Aplica el mismo enfoque disciplinado para encontrar la verdad de ese personaje y se ciñe a ella. Es de una gran ayuda para mí como cineasta, porque sé que está preparado y sabe muy bien cómo se va a mover su personaje por la historia. De hecho, posee gran parte de las cualidades que Bruce Wayne pone de relieve al transformarse de un hombre ordinario en esta extraordinaria figura de lucha contra el crimen”.

“Christian aportó a su interpretación todo lo que se podría desear para el personaje: la talla moral, la resonancia emocional, la complejidad”, afirma Roven. “Era sorprendente estar en el plató viéndole. Llevó su papel a otro nivel en esta película”. Nolan añade eso aunque Bale interpreta el mismo personaje en “El Caballero Oscuro” que hizo en “Batman Begins”, las dos películas le plantearon al actor dos desafíos muy diferentes. “En ‘Batman Begins,’ hubo mucho esfuerzo físico: tuvo que ponerse en forma de manera sorprendente y aprender todo tipo de destrezas en lo que se refiere a cómo lucha Batman, la forma en que se mueve. En esta película, yo diría que se requería más bien un proceso interno, porque Bruce se está dando cuenta del peaje personal de vivir esta doble vida y está cuestionando las elecciones que él ha hecho. Christian transmite esa lucha emocional de forma muy convincente, muchas veces sin decir una palabra”.

Sin embargo, el papel de Batman tiene unas condiciones físicas inherentes, por lo que el propio Bale participó en un curso de actualización del Método de Lucha Keysi (KFM) que Batman utiliza contra sus enemigos. Una disciplina de artes marciales relativamente nueva, el KFM es un método de lucha intuitiva, que hace un fuerte énfasis en el enfoque mental, pero Bale también tenía que estar en óptimas condiciones físicas. Se entrenó con los monitores de lucha Keysi Andy Norman y Justo Diéguez de dos a tres horas todos los días. “En el KFM, se aprende a desarrollar cada parte del cuerpo como un arma, y no es algo fácil”, comenta Norman. “Trabajamos con un Christian sumamente duro, y fue fantástico ver con qué rapidez asimilaba todo. Hubo una progresión definida en su entrenamiento desde la primera película. Él comprende mucho mejor el KFM, por lo que adquirió más potencia y sus movimientos eran increíbles”.

“Es un método de lucha fascinante”, dice Bale, “porque utiliza la adrenalina que todo el mundo siente al participar en una situación amenazante o violenta. Eso realmente es algo visceral. En lugar del tipo de calma Zen a la que apelan algunas artes marciales, el KFM se basa en el instinto animal y en poner a punto esos instintos para que sean letales, algo que es perfecto para Batman”.

Pero el Caballero Oscuro está a punto de enfrentarse a un singular criminal llamado Joker, al que le importa muy poco el Keysi o cualquier otro método de lucha. En una lucha justa, “Batman le destruiría totalmente”, afirma Bale, “pero Joker no lucha de forma limpia. Tiene otros ases bajo la manga, por lo que se trata más bien de un juego mental. Pero encuentra en Batman a un oponente muy valioso, y creo que él disfruta con eso”.

Heath Ledger interpreta el papel de Joker, el payaso malévolo que es posiblemente lo más reconocible del archicastigo de Batman. Al asignar el papel, Nolan dice que la cualidad definitoria que estaba buscando “era audacia. Yo necesitaba a un actor fenomenal, pero él también tenía que ser alguien que no tuviera miedo de asumir un papel emblemático como ése. Heath creó algo totalmente original. Es sorprendente, es cautivador… va a enloquecer a la gente”.

El director recuerda que primero se reunió con Ledger sobre el papel incluso antes de que fuera un guión. “Hablamos sobre cómo veíamos este personaje y ambos teníamos exactamente el mismo concepto: que Joker tenía que ver con la amenaza de la anarquía y se deleita con la creación del caos y el temor a gran escala. Heath pareció entender instintivamente cómo hacer ese personaje de forma diferente a cualquier cosa que se hubiera hecho antes”.

Roven entra en detalles: “Joker es uno de los grandes villanos del mundo del cómic: psicópata, enigmático, astuto, diabólico, encantador, divertido y algo totalmente cautivador. Sabíamos que se necesitaría a un extraordinario actor para interpretarlo y que Heath se entregó en todos los sentidos. Desde cualquier matiz físico hasta cada expresión verbal, simplemente es una actuación inolvidable”. En “El Caballero Oscuro”, Joker entra en escena sin avisar y escala sin piedad a lo más alto de la pirámide delictiva de Gotham City. “Nunca quisimos hacer una historia sobre el origen de Joker en esta película, sino que queríamos mostrar el ascenso de este personaje”, comenta Nolan. “En cierto sentido, Joker es la respuesta lógica a Batman, que ha provocado este tipo de comportamiento extremo en Gotham”.

Bale añade: “Joker desea destruir a Batman, para demostrar que todo el mundo tiene un precio e incluso se puede ejercer influencia sobre Batman de tal forma que ponga en peligro sus principios. Realmente creo que está encantado de descubrir que Batman no hará eso, y crea para Joker un oponente incluso mejor en este juego que está jugando. Es un personaje fantástico, y Heath hizo un extraordinario trabajo con eso. No creo que la película hubiera funcionado igual si no hubiéramos tenido un actor del calibre de Heath Ledger, que fue capaz realmente de subir las apuestas, en gran medida como Joker lo hizo en Gotham”.
“Queríamos que Joker representara el mal puro y no adulterado, en el sentido de que no tiene motivación lógica para sus acciones. Eso es lo que queríamos desencadenar en Gotham City. Se trata de un desastre”, resume Nolan sencillamente.

Sin embargo, Emma Thomas advierte rápidamente, “Él es muy divertido. Sé que suena algo extraño, porque ¿cómo puede ser divertido alguien tan deplorable? La puesta en escena del papel por parte de Heath no fue algo exagerado, sino que siguió siendo divertidísimo, tanto físicamente como en una forma seca y sardónica. Con Joker, creo que te encontrarás a ti mismo horrorizado y aterrorizado, pero al mismo tiempo te diviertes”.


En la otra parte de la ley, otra figura ha adquirido mayor importancia en Gotham City: Harvey Dent, el recién elegido Fiscal del Distrito, que está en una misión para destruir el monopolio del crimen organizado en su atribulada ciudad. Harvey Dent es interpretado por Aaron Eckhart, que dice: “Harvey se ha encargado de enfrentarse al crimen organizado y de limpiar las calles. Es la nueva y brillante esperanza de Gotham City, el ‘Caballero Oscuro’, como se le llama. Comienza lleno de optimismo y entusiasmo… aunque donde él termina es algo completamente diferente”, apunta. “Es un magnífico papel y soy un gran fan de Chris Nolan, por lo que cuando él me pidió que participara en la película, no lo pensé dos veces”.

Nolan dice que mientras que Eckhart se parece al milímetro al elegante y carismático Fiscal del Distrito, sus motivos para incluir al actor en el reparto eran más que evidentes. “Estábamos buscando a alguien que pudiera encarnar ese encanto genuinamente americano, porque tienes que poner de relieve a una figura heroica y muy atractiva al principio de la película. Pero él también debía tener un contraste; tenía que sugerir ese trasfondo de rabia y oscuridad que Harvey Dent necesitaba tener, de forma que el transcurso de la historia sea creíble. No se puede presentar a un personaje como éste simplemente como a una figura heroica sin defectos, sin un lado oscuro. Aaron captó todas esas cualidades muy, muy bien”.

Como el nuevo Fiscal del Distrito de Gotham City, Harvey Dent no sólo tiene que enfrentarse a una escalada del crimen, sino también a un justiciero enmascarado conocido como Batman. “Es una interesante dinámica”, comenta Eckhart, “porque Harvey ve a Batman luchando contra el crimen de una forma que a él le gustaría pero que no puede. Harvey debe quedarse dentro de las fronteras de la ley. Tiene que hacer abiertamente lo que Batman está haciendo en secreto. Él admira las intenciones de Batman, incluso si no puede apoyar públicamente sus métodos. Pero lo que piensa de Bruce Wayne es bastante diferente. No ve a Bruce más que como un playboy sobre la ciudad sin ninguna credibilidad real”.

“Harvey cree que Bruce es un completo estúpido de clase alta”, afirma Nolan. “Le sorprendería descubrir que él es realmente el hombre que está detrás de la máscara”.

A pesar de la opinión de Dent acerca de su personaje público, Bruce Wayne aprecia los nuevos esfuerzos del Fiscal del Distrito en nombre de la ciudad. Nolan comenta: “Nos parecía más lógico que Bruce viera inicialmente a Batman como un cruzado a corto plazo, como un símbolo que inspirara a la buena gente de Gotham para recuperar su ciudad. En Harvey Dent, él finalmente ve la respuesta que estaba buscando. Harvey es el héroe que Gotham necesita: un héroe con rostro y no uno que lleva máscara”.

Pero, dice Thomas, “Hay ciertas dosis de oportunismo personal en todo eso, también, porque si Harvey Dent no puede tener éxito, entonces quizá Bruce puede dejar de ser Batman. Tal vez hay un mundo en él que puede volver a una vida normal. Hay una gran parte de él que sí que desearía colgar su capa. No sé realmente si Bruce disfrutaría colgando la capa de Batman en este momento. No creo que él incluso lo sepa. Pero definitivamente hay una parte de él que percibe que él ha comenzado algo que se ha salido de control, y Harvey Dent puede ser su única esperanza para ser capaz de terminarlo”.

Para Bruce Wayne, una oportunidad de una vida normal también significa una oportunidad de un futuro con el amor de su vida, Rachel Dawes, que ahora trabaja para Dent como fiscal del distrito adjunto. En ese sentido, el Fiscal del Distrito no es una esperanza sino un obstáculo, porque Rachel tiene una relación con él, no sólo desde un punto de vista profesional sino también afectivo. “Cuando se trata de Rachel, existe una contradicción en los sentimientos de Bruce acerca de Dent. Mientras que él respeta a Dent, otra parte de Bruce sencillamente desea golpearle”, dice Bale sólo medio en broma. “Por lo tanto, la parte ideológica de Bruce y su lado muy humano están de nuevo en desacuerdo una con otra”.

Maggie Gyllenhaal, que interpreta el papel de Rachel, comenta: “Rachel tomó la desgarradora decisión de que es imposible para ella estar con Bruce siempre que él sea Batman. Entonces, Harvey Dent entró en su vida, y ella se vuelve loca por él. Creo que lo que realmente admira de Harvey, en oposición a Batman —o, mejor dicho, lo que Bruce Wayne está haciendo como Batman— es que Harvey no es un justiciero. Él no se está poniendo por encima de la ley, por lo que él cree que es en última instancia mejor para los ciudadanos de Gotham City. En lugar de eso, Harvey cree en el sistema, incluso si está destruido y va a trabajar dentro del sistema para cambiar las cosas corruptas. Creo que ésa es la razón por la que Rachel le ama y cree que es un héroe a su manera. Al mismo tiempo, ella sigue amando realmente a Bruce y obviamente sabe que él sigue enamorado de ella, por lo que es un auténtico dilema.

“Pero para mí, quiero decir que es Christian Bale y Aaron Eckhart y ambos son bastante espectaculares, como actriz, fue fácil vivir ese dilema”, se ríe Gyllenhaal. “Mi deseo de formar parte de esta película tenía casi todo que ver con Chris Nolan y el resto del reparto. Desde el principio, Chris estuvo encantador y muy interesado por mis ideas sobre el papel. Él tenía claro que quería que Rachel fuera inteligente y eficaz y no la damisela afligida, aunque ella está desconsolada a veces. Realmente somos buenos el uno para el otro porque eso es en gran medida lo que yo quería y nos empuja el uno al otro de formas diferentes para hacer de Rachel lo que es”.

“Maggie es sencillamente una actriz fantástica”, afirma Nolan. “Siempre me ha encantado su trabajo y había querido tener la oportunidad de trabajar con ella, y el papel de Rachel en esta película parecía la pareja perfecta. Maggie tiene una gran inteligencia y madurez y también es muy cariñosa y, por supuesto, encantadora. Realmente hace un papel muy creíble. Creo que transmitía magníficamente el conflicto que experimenta Rachel al estar situada entre estos dos hombres de su vida, y se puede ver por qué ambos se sentirían naturalmente atraídos hacia ella. Rachel ha conocido a Bruce desde hace mucho tiempo y él siempre estará en su corazón, pero ella además ama a Harvey y puede plantearse un futuro con él”.

No obstante, todo eso cambia en un instante cuando un incidente espantoso transforma al una vez imponente Harvey Dent en el horriblemente deformado Dos Caras, que ahora se ha obsesionado con una cosa: revancha. “Ocurre algo terrible que altera todo en su vida y la rabia se apodera de él”, dice Eckhart. “Saca fuerzas de su tristeza y su dolor y se propone destruir a los malos… o a aquellos que ahora percibe como los malos. Todavía desea justicia, pero ahora la busca fuera de la ley por la que una vez vivió. No le considero un villano exactamente de la misma forma en que lo es Joker. Pero en el momento en que Harvey se convierte en Dos Caras, su perspectiva está tan distorsionada que él comienza a ver en Joker a un alma gemela… y Joker sabe que él tiene a Harvey donde quiere. Es un magnífico escenario y Heath hizo un trabajo maravilloso. Como actor, fue apasionante trabajar con él. La actuación de Heath hizo de este Joker un personaje cinematográfico indeleble. Era todo lo que se podría querer en un archivillano tan infame como Joker, y sin embargo era totalmente original”.

Nolan dice: “Joker es aterrador porque no hay ningún motivo o razón para hacer lo que hace. Es sólo una fuerza de la naturaleza que todo lo desgarra. Con Dos Caras, se puede ver su transformación y se comprende de dónde proceden su rabia y su tristeza. Aaron hizo un extraordinario trabajo al retratar el margen de acción de Harvey Dent y Dos Caras; te lleva a un paseo emocional”.

Aparte del evidente ejemplo de Harvey Dent/Dos Caras, el director comenta: “Hay diversas dualidades en esta película y también hay varias relaciones simétricas. La relación entre Batman y Joker es interesante, como lo es la relación entre Harvey Dent/Dos Caras y el teniente Gordon”.

Repitiendo su papel en “Batman Begins,” Gary Oldman interpreta al teniente Jim Gordon, el jefe de la Unidad Principal contra el Crimen (MCU) de la Policía de GothamCity. “Gary es un actor extraordinario”, dice Roven. “Gordon podría haber sido un papel comparativamente sencillo, especialmente rodeado de los personajes más excéntricos e incluso bizarros, pero Gary aportó mucho colorido a su interpretación”.

Nolan comenta: “En la primera película Gordon era un personaje muy reservado. Requería un actor que pudiera interpretar un papel importante, pero de una forma muy sutil y comedida. Estaba encantado de poder volver a contar con Gary para Gordon, pero en una historia que desafía al personaje más y permite que Gary muestre más de aquello en lo que es grande”.


En “El Caballero Oscuro”, el teniente Gordon se enfrenta a una gran presión procedente de todas partes después de la reciente escalada de delitos, pero como un policía de carrera, sabe que su primera y mejor opción es seguir sus instintos más primarios, que le indican que confíe en Batman. Comprende que ahora Batman supone cierto peligro para Gotham, pero cree que Batman en última instancia puede ser su salvación, especialmente con la llegada de Joker. “La policía nunca ha encontrado nada como Joker,” dice Oldman. “No está interesado en el dinero ni tampoco en el poder, en el sentido habitual de la palabra. Joker tiene que ver con el caos; hace lo que hace por diversión. ¿Cómo se puede controlar a alguien así?”

Thomas añade que además de ser probado debido a los esfuerzos de Batman y el efecto que están teniendo sobre su ciudad, “Gordon no confía totalmente en Harvey Dent, porque nunca ha habido un político en Gotham City que no fuera corrupto de alguna manera. Sabe que hay que hacer algo y decide que Batman es su mayor baza porque conoce las intenciones de Batman y tiene fe en que las cosas mejorarán a largo plazo”.

Bruce Wayne tiene otros dos aliados de confianza en su vida: su fiel mayordomo, Alfred Pennyworth, que, desde que los padres de Bruce fueron asesinados, esencialmente ha sido el único padre que Bruce ha tenido jamás; y el brillante Lucius Fox, que ahora es el Consejero Delegado de Wayne Enterprises, además de ser el artífice del arsenal de alta tecnología de Batman. Los actores ganadores de Oscar Michael Caine y Morgan Freeman regresan como Alfred y Lucius, respectivamente, habiendo interpretado los mismos papeles en “Batman Begins”.

Como los más íntimos confidentes de Bruce Wayne, Alfred y Lucius conocen la verdadera identidad de Batman, pero ese conocimiento supone una responsabilidad. Cada uno a su manera actúa como un mentor, un defensor y a veces como la conciencia de Bruce. “El vínculo entre ellos es muy claro, pero se ven las diferentes partes de sus relaciones”, dice Nolan. “Lucius Fox es totalmente consciente de lo que Bruce está haciendo como Batman y lo aprueba en gran medida. Pero en el transcurso de la película, comprobamos los límites de lo que Lucius considera aceptable en términos de lo que Bruce hace como Batman”.

Freeman comenta: “Veo a Lucius como una persona pragmática al hacer lo que se tiene que hacer para facilitar la misión de este hombre. Batman se ha erigido a sí mismo como un adalid de la justicia, y una vez que ha establecido esa ida y el mundo cuenta con él, tiene que dar lo mejor de sí mismo. Pero Lucius cuestiona si hay límites sobre lo que él hará para ayudar a Bruce a cumplir ese reto”.

Por otra parte, Nolan dice: “Alfred es un firme creyente en lo que Bruce está haciendo y le anima a llevarlo incluso más lejos si es necesario, porque Alfred cree que es lo que hay que hacer. Por supuesto que Alfred también está preocupado por el lado humano de Bruce, porque Alfred le crió desde que era un niño, pero intenta no ceder a sus propios temores por la seguridad personal de Bruce cuando le dice que continúe con su búsqueda”.

Bruce Wayne le dice a Alfred que, como un símbolo, Batman no puede tener límites, pero “para Alfred, Bruce es una persona real y, de hecho, sí que tiene límites”, dice Caine. “Bruce es como su hijo, y siempre se ve a los hijos como a niños, aun cuando hayan crecido. Así que, por supuesto, Alfred se preocupa por lo que está haciendo. Considero a Alfred como el ángel de la guarda de Bruce, no solo físicamente, sino también desde un punto de vista psicológico y moral. Existen cuestiones reales en eso y, con frecuencia, Alfred le pone a prueba acerca de esto. La relación de Alfred con Bruce es la más humana y además, creo, la más humorística”, dice Caine sonriendo. El director dice que el humor de Alfred aparece de forma natural. “Michael es un tipo muy divertido; nunca he trabajado con una actor que pudiera realizar comedia con tan poco esfuerzo. Sabe exactamente lo que hay que hacer con una línea del guión para conseguir la mayor de las carcajadas.

“Trabajando con grandes veteranos como Michael Caine y Morgan Freeman, me beneficio inmensamente de su experiencia”, prosigue Nolan. “Tienen una presencia tranquila en el plató a la que todo el mundo responde, y simplemente inspiran a todos a su alrededor para estar en las mejores condiciones. Fue un privilegio trabajar con ellos en la primera película y un honor tenerlos de nuevo en ‘El Caballero Oscuro’”.

El reparto principal de la película también incluye a Eric Roberts como Maroni, uno de los jefes del cártel criminal de Gotham City; Chin Han como Lau, un mongol encargado de negocios asiáticos, que hace al sindicato del crimen de Gotham una oferta que no puede rechazar; Nestor Carbonell como el alcalde de Gotham City; y Anthony Michael Hall como un reportero de los informativos de televisión. Cillian Murphy vuelve a hacer un cameo como el Espantapájaros.

En general, indica Nolan, “El reparto es un magnífico conjunto de algunos de los actores de más extraordinario talento que trabajan en el cine, lo que hizo que fuera apasionante que todos participaran. Creó un magnífico ambiente en el plató, y fue mágico ver a actores con enfoques muy diferentes reunirse y trabajar duro para conseguir los mismos objetivos”.

En la pantalla Lucius Fox consigue crédito para facilitar a Batman su equipo de lucha contra el crimen de avanzada tecnología, desde su nuevo y mejorado Batitraje hasta sus armas y sus diferentes medios de transporte. No obstante, en la vida real, el crédito va a Chris Nolan y sus equipos de diseño entre bastidores, dirigido por el diseñador de producción Nathan Crowley y la diseñadora de vestuario Lindy Hemming, así como el supervisor de efectos especiales Chris Corbould y su equipo, que hicieron realidad el diseño.

Nolan comenta: “Con ‘Batman Begins,’ conseguimos mostrar cómo se desarrollaron cosas tales como el Batmóvil y el Batitraje. Al mismo tiempo, no exploramos totalmente todos los dispositivos, así que para continuar la historia, lo que conseguimos hacer es mostrar cómo él se convierte cada vez más en alta tecnología, pero aún de una forma creíble. Lo que me encanta de Batman es que él no tiene superpoderes excepto su extraordinaria riqueza. Mirándolo desde ese punto de vista, si tuvieras recursos financieros ilimitados, y, por consiguiente, mucho poder en términos materiales, ¿cómo podrías aplicar eso a la creación de algunos “gadgets” sorprendentes y técnicas de lucha contra el crimen, de los cuales todos se siguen basando en ciencia real y lógica del mundo real?”

Nolan y Crowley habían rediseñado con anterioridad el legendario Batmóvil del Cruzado con Capa para “Batman Begins,” creando una especie de cruce entre un Lamborghini y un Humvee. El más avanzado y potente coche, el Batmóvil —apodado el Tumbler— combina la potencia y el manejo de un coche deportivo con una estructura más cercana a la de un tanque blindado. Circulando sobre seis gigantescas ruedas de camión, el Batmóvil no tiene eje delantero, lo que le permite realizar giros más ajustados. Aunque pesa unas dos toneladas y media, puede saltar hasta casi dos metros de altura, y hasta una distancia de 18 metros, despegándose en el instante en el que toca el suelo. El Batmóvil también puede llegar de 0 a 100 en cinco segundos.

Mientras que el Batmóvil sigue teniendo una presencia formidable en “El Caballero Oscuro”, la película introduce el vehículo más reciente de Batman, el BatPod, una máquina de dos ruedas, con armas pesadas y una gran potencia. “Por supuesto que íbamos a tener de nuevo el Batmóvil”, afirma Nolan, “pero queríamos dar a Batman algo nuevo: un medio de transporte renovado, algo muy exótico y de aspecto muy potente. Se trata de un vehículo de dos ruedas, pero definitivamente no es una motocicleta. En esencia, el BatPod es al mundo de las motos lo que el Tumbler es al
mundo de los coches”.

Rápido y manejable por las calles de Gotham City, el BatPod también es capaz de moverse por todos los terrenos. Posee las mismas ruedas gigantescas de camión que las que se encuentran en el Batmóvil y es autónomo, lo que significa que no requiere un soporte de pie. Bien preparado para situaciones hostiles, está equipado con armas en ambos lados: cañones de ráfaga de 40 mm, ametralladoras del calibre 50, y lanzadores de garfios de agarre.

El diseño original del BatPod fue la creación de Crowley y Nolan. Con poco más que el concepto básico en mente, los dos se retiraron a sus cuarteles generales del diseño favoritos —es decir, el garaje de Nolan— para trabajar en los detalles. Crowley recuerda: “Nos planteamos ‘Hagamos eso; construyámoslo a tamaño natural’. Y así lo hicimos. Conseguimos unas herramientas y creamos un modelo a tamaño natural a partir de algo que descubrimos que podría valer”.

Por supuesto que Nolan y Crowley todavía no sabían si su invento podría funcionar. Ahí es donde entró en juego el equipo de efectos especiales, dirigido por Chris Corbould. Cuenta Corbould: “En primer lugar, recuerdo cuando Chris Nolan me mostró por primera vez la idea para el Batmóvil. No tenía ni idea de cómo íbamos a hacerlo funcionar, aunque terminó teniendo un gran éxito. Así que cuando recibí su llamada pidiéndome que fuera a echar un vistazo a algo a lo que él llamaba ‘el BatPod,’ pensé ‘Huy, huy, ¿qué se te ha ocurrido esta vez?’”

Corbould voló a Los Angeles, llegó al garaje de Nolan, y la primera vez que contempló el modelo del BatPod de Nolan y Crowley, “creo que casi se le saltan las lágrimas”, dice Crowley riéndose. “Parecía horrorizado por el hecho de que tuviera que mecanizar aquello realmente. Seguimos llevándole tazas de té, y él simplemente estaba allí sentado mirándolo, pareciendo como si pensase, ‘Oh, Dios mío, ¿a qué hora sale el próximo vuelo?’ Era el conflicto de diseño habitual frente a la ingeniería”.

Como resultó ser, Crowley no estaba muy equivocado en cuanto a su valoración del estado de ánimo de Corbould. “Yo estaba estupefacto”, admite Corbould. “Me quedé allí en silencio, fingiendo que estaba reflexionando, pero lo que me pasaba por la cabeza era que ambos tenían que estar mal de la cabeza. ¿Dónde iba yo a poner un tren transmisor de potencia? Y con esas impresionantes ruedas, ¿realmente esto podría girar? Había muchas cuestiones”.

A pesar de sus preocupaciones, Corbould regresó a Londres, donde él y su equipo comenzaron a hacer una tormenta de ideas sobre las formas de que el BatPod pudiera cobrar vida. Después de algunas pruebas de ensayo y error, desarrollaron el BatPod que finalmente iba a funcionar, que sorprendentemente se acercaba al modelo básico que Nolan y Crowley habían construido originalmente. Nolan confiesa: “Realmente debería funcionar, pero de algún modo Chris y su equipo encontraron una forma de hacerlo”.

“Lo divertido del caso es que”, dice Corbould, “no creo que Chris o Nathan hubieran montado en una motocicleta en su vida, así que desconocían por completo los mecanismos necesarios para que aquello se moviera. De alguna forma era beneficioso, porque ellos no iban encaminados a una moto ortodoxa, ni siquiera de forma subconsciente. El hecho de que no tuvieran ni idea de mecánica les ayudó a crear este extraño y maravilloso vehículo”.

Realmente, ser capaz de conducirlo era otra historia. Nolan confirma: “El producto acabado con el que Chris y su equipo aparecieron era muy sorprendente, muy eficaz y funcionaba muy bien, pero es increíblemente difícil conducirlo y manejarlo”.

Con el fin de maniobrar con el BatPod, el piloto tiene que inclinar su cuerpo hacia adelante, casi horizontalmente, y manejarlo con los codos, en lugar de con las muñecas. De hecho, la única persona que fue capaz de dominar el BatPod fue el conductor especialista profesional JeanPierre Goy. Corbould comenta: “He trabajado con JeanPierre un par de veces y es uno de los mejores pilotos de motos del mundo, si no es el mejor. Enseguida él se metió totalmente en la mentalidad de conocer esa máquina. Él dijo: ‘No me voy a subir en otra moto hasta que no haya terminado esta secuencia’, porque él tenía que concentrarse en las condiciones de manejo únicas del BatPod. Estaría mintiendo si dijera que era fácil incluso para él conducirla, pero parecía algo espectacular cuando lo hizo, así que valió la pena el esfuerzo”.

La silueta de Batman es una imagen indeleble, reconocible instantáneamente incluso para el observador más informal. Chris Nolan y la diseñadora de vestuario Lindy Hemming sabían que era importante conservar esa imagen a la hora de rediseñar y actualizar el Batitraje para “El Caballero Oscuro”.

Centrándose en un aumento de la comodidad y una mejora de la flexibilidad, Hemming y su equipo hicieron una amplia investigación sobre los trajes protectores utilizados por los pilotos de motocross, así como el blindaje protector de estilo militar. “Queríamos que el nuevo Batitraje fuera un equipo más ágil, con mayor maniobrabilidad y capacidad para respirar, como una moderna armadura en lugar de un traje de goma”, dice Hemming, refiriéndose al material de neopreno utilizado para hacer el Batitraje para “Batman Begins”.


El nuevo Batitraje está formado por 110 piezas independientes. La capa base del traje estaba hecha de un material de malla de poliéster, que es utilizado por los fabricantes militares y de deportes de alta tecnología debido a sus propiedades antihumedad. Entonces, se añadieron piezas moldeadas de uretano flexible a la malla para formar la placa de la armadura general. Para conseguir una protección añadida, se colocaron paneles de fibra de carbono, que son ligeros aunque increíblemente fuertes y resistentes, dentro de un selecto grupo de las piezas de uretano alrededor de las piernas, el pecho y el abdomen.

Para ilustrar la evolución del Batitraje de “Batman Begins” a “El Caballero Oscuro”, el supervisor de vestuario FX Graham Churchyard indica: “Había esencialmente tres componentes principales en el Batitraje de ‘Batman Begins’ y en esta película había más de 100, por lo que era un traje muy complicado. A eso debemos añadirle que cada una de esas piezas tenía que ser modelada y después moldeada y fundida. Cada pieza también tenía que ser reproducida docenas de veces para los múltiples Batitrajes necesarios para toda la producción. Fue una extraordinaria cantidad de trabajo”.

A instancias tanto de Nolan como de Bale, la principal misión de Hemming fue modificar el Batitraje para permitir una mayor rotación de la cabeza y el cuello. “Anteriormente, Batman siempre ha tenido que mover los hombros para girar la cabeza, por lo que eso era una prioridad definitiva”, afirma Bale. La solución aparentemente sencilla era separar la capucha del resto del traje, pero tenía que parecer todo de una pieza, para no comprometer la imponente silueta de El Caballero Oscuro.

El rediseño general se adaptó perfectamente a Christian Bale. “Era mucho más cómodo y mucho menos claustrofóbico que el primer traje. También era más ágil y me daba una mayor gama de movimientos, lo que me ayudó con las secuencias de acción y lucha. Pero me seguía dando esa sensación de invencibilidad”, reconoce. “No puedes ayudar si no te sientes protegido y más poderoso cuando te pones el Batitraje. Simplemente funciona”.

Cuando se trataba de lucha y protección, el nuevo y mejorado Batitraje hacía algo más que ofrecer flexibilidad adicional. También está equipado con una gran variedad de “gadgets” para ayudar a Batman en su lucha contra el crimen, incluidas aletas con cuchillas, que se pueden extender y después disparar desde los guantes de sus antebrazos; y lentes de formación de imagen por sónar, que dan la vuelta dentro de la capucha de Batman, lo que le permite ver imágenes por sónar en in 3D mientras enmascaran sus ojos detrás de viseras de color blanco brillante.

El único elemento de diseño del Batitraje que permaneció inalterado de “Batman Begins” a “El Caballero Oscuro” fue la capa. Hemming dice: “Pasamos mucho tiempo perfeccionando la capa para la primera película, y no queríamos cambiarla”. La capa tiene una característica añadida: se puede plegar en sí misma en una especie de mochila y después desplegarse según se desee, lo que se consiguió por medio de efectos digitales.

Mientras que la imagen de Bruce Wayne no es tan emblemática como la de su alter ego, tiene su propio estilo elegante y distintivo, regido por su estatus social y financiero. Para vestir al hombre que está detrás de la máscara, Hemming colaboró con el legendario diseñador de moda Giorgio Armani. “Chris Nolan y yo queríamos que Bruce Wayne tuviera un aspecto elegante”, dice Hemming. “Pensamos que la marca Giorgio Armani era emblemática del aspecto clásico contemporáneo que estábamos buscando. Elegimos los tejidos y después trabajamos directamente con el Sr. Armani y su equipo para personalizar un armario completo de trajes, hechos a medida para el personaje”. Al igual que Bruce Wayne, Bale viste la línea más reciente de Armani, Giorgio Armani Hand MadetoMeasure. Cada traje lleva la etiqueta tradicional del propietario personalizada de Armani, en este caso Giorgio Armani para Bruce Wayne. Obviamente, Harvey Dent no tiene los medios financieros de Bruce Wayne, pero Hemming dice que su armario tenía que seguir demostrando un aire de autoridad y confianza. “Le vestimos de forma sencilla, pero impecable, con trajes de (Ermenegildo) Zegna”.

La diseñadora de vestuario fue capaz de llegar a ser más extravagante a la hora de vestir a Joker, modificando el aspecto familiar del personaje para reflejar la generación del actor que lo interpreta. Hemming explica: “Cuando me enteré de que Joker iba a ser interpretado por Heath Ledger, yo quise que el traje tuviera un estilo más joven y moderno que las versiones anteriores. Básicamente, mi investigación abarcó desde Vivienne Westwood hasta Johnny Rotten, a Iggy Pop, a Pete Doherty o a Alexander McQueen. Estaba recopilando todo tipo de imágenes”.

Al final, Hemming diseñó un conjunto ecléctico que ella dice que “tiene una actitud algo petimetre, al que se le ha incorporado algo de estilo grunge”. Siguiendo con la paleta de colores tradicional de Joker, su vestimenta está coronada con un abrigo de color púrpura, que lleva puesto sobre un chaleco. Para cambiar su imagen, él también lleva puesta una chaqueta más ligera que la que se basaba en el aspecto Mod de Carnaby Street. Su camisa tenía un estampado parecido a una camisa que Hemming encontró en un mercado de antigüedades.

Los zapatos de Joker son de Milán y fueron elegidos por la diseñadora de vestuario porque tenían una solapa hacia arriba en la puntera, lo que ella pensó que recordaba a los zapatos de un payaso. Su corbata estaba confeccionada en un tejido que estaba especialmente tejido según las especificaciones de Hemming por Turnbull & Asser, un modisto con sede en Londres, conocido por vestir a la realeza y personajes similares. “Heath quería que fuera delgada, por lo que es una corbata de los años 60 pero en un tejido de Turnbull & Asser. Me atrevo a decir que es la corbata más rara que Turnbull & Asser ha creado nunca”, dice Hemming riendo. “Cuando Heath entró y le mostramos cada una de las partes del vestuario, pensó que era fantásticamente original y enseguida lo aprobó”.

El maquillaje de Joker también se salía de las anteriores encarnaciones del personaje. Mientras conserva una alusión a su familiar rostro pintado de blanco, su gesto socarrón, su caracterización para “El Caballero Negro” tenía por objeto darle un aspecto más frenético, que además generase su valor de impacto. La cara de Joker está cubierta de un panqueque blanco que está agrietado y es líquido en algunos lugares. Sus ojos tienen un espeso borde negro y se le ha pintado una aguada sonrisa burlona de color rojo, que se extiende desde su boca a las mejillas, pero que no enmascara mucho las terribles cicatrices que hay debajo. Su pelo es más sutil, pero sigue advirtiéndose, con tonos verdes.

El diseñador de maquillaje y peinado Peter RobbKing comenta: “Claramente, había una percepción en la mente del público del aspecto que tendría Joker, pero queríamos enterrar bajo su piel, por así decirlo, lo que este personaje representa en esta historia. Es alguien que ha sido dañado en todos los sentidos de la palabra, por lo que era importante que creáramos una imagen que no fuera, perdón por la expresión, ‘guasona’”.

El artífice de la caracterización de Heath Ledger, John Caglione, Jr., llama a la aplicación del maquillaje del actor “una danza”. Explica: “Heath haría crujir su cara en expresiones específicas, elevando su frente y bizqueando los ojos, y yo pintaría de blanco sus contornos faciales. Mediante esta técnica se crearon texturas y expresiones que simplemente pintando la cara de un blanco plano no se conseguiría. Entonces utilicé maquillaje negro alrededor de los ojos de Heath mientras que él los tenía muy cerrados, con lo que conseguimos texturas faciales consistentes. Después de pintar el negro, rocié agua sobre sus ojos, y él apretaba los ojos y sacudía la cabeza, y entonces creamos toda esa cosa ñoña y emborronada de color negro”.

La caracterización de Joker también representa un avance revolucionario en la aplicación de prótesis, desarrollada y ejecutada por el supervisor de prótesis Conor O’Sullivan y el artista de caracterización mediante prótesis Robert Trenton. “Utilizaron un nuevo proceso basado en silicona que permite que la prótesis se coloque sobre la piel de tal forma que no se vean uniones”, describe RobbKing. “Es absolutamente sorprendente, porque puedes colocar una cámara justo en la cara —incluso una cámara IMAX— y no hay ningún problema”.

O’Sullivan desvela: “Nos llevó unos dos años desarrollar la tecnología, pero después de algunos fallos técnicos, dimos con ella. Actualmente somos capaces de fabricar piezas de silicona que se apliquen directamente sobre la piel. Y se mezcla con la piel perfectamente; si no supieras que está ahí, te costaría mucho darte cuenta”.

Además, el nuevo proceso redujo el tiempo de aplicación a una fracción de lo que era necesario anteriormente. O’Sullivan confirma: “Para las prótesis de Joker antes se tardaba tranquilamente de dos a cuatro horas. En lugar de eso, ahora nos llevó unos 25 minutos y tenían un aspecto mucho mejor, lo cual era estupendo”.

Las mascaras de payaso del grupo de Joker se moldearon y pintaron a mano una por una. Lo más interesante de todo es que los cineastas aprendieron que cada cara de payaso está registrada y es propiedad de la persona que la creó la primera vez, por lo que todas las máscaras de payaso de la película tuvieron que eliminarse; ninguna de ellas se podía copiar de caras de payasos existentes.

Los efectos de caracterización más gráficos para el personaje de Dos Caras suponían una combinación de prótesis y efectos visuales. RobbKing y su equipo trabajaron en estrecha colaboración con el supervisor de efectos visuales Nick Davis para mostrar los daños en la cara de Harvey Dent, porque eran tan graves que no se podían conseguir totalmente con prótesis. Eckhart recuerda: “Fue interesante para mí en el sentido de que, debido a la tecnología, no tuve que pasar horas en maquillaje todos los días. Todo el proceso apenas llevó esfuerzo…al menos para mí”, dice sonriendo.

La producción de “El Caballero Oscuro” comenzó realmente varias semanas antes del comienzo oficial de la fotografía principal. El reparto y el equipo continuaron en la localización en Chicago para rodar el prólogo inicial de la película: un espectacular atraco a un banco que pone en marcha la locura criminal de Joker. Las escenas iniciales también marcaron un hito significativo en el rodaje cuando Christopher Nolan se convirtió en el primer director que utiliza cámaras IMAX para rodar secuencias en el estreno de un largometraje tradicional. “Siempre me ha interesado rodar en IMAX”, comenta Nolan. “He visto presentaciones IMAX en museos y sitios así y consideré que el formato era totalmente impresionante. La claridad y nitidez de las imágenes no tienen comparación, por lo que pensé que si se pudiera rodar un largometraje espectacular con cámaras IMAX —y no sólo ampliar una película de 35 mm para mostrarlas en una pantalla IMAX— eso haría que la audiencia entrara en la acción realmente”.

Emma Thomas observa: “Cuando piensas en algunas de las películas IMAX que podemos recordar: han llevado estas cámara al Monte Everest, las han llevado debajo del océano, los astronautas las han utilizado en el espacio… Así que, si ellos pueden hacer eso, entonces seguramente nosotros podemos rodar en las calles de Chicago con una cámara IMAX”.

Al igual que con cualquier “primera vez”, Nolan y su fotógrafo de hace mucho tiempo, Wally Pfister, sabían que rodar en las calles de Chicago con cámaras IMAX representaría un conjunto específico de desafíos, comenzando por el tamaño de las cámaras. “Las cámaras son enormes y mucho más pesadas que una cámara de 35 mm”, confirma Pfister. “Requería un enfoque totalmente diferente, pero como cualquier otro desafío de la cinematografía, no puedes estar tan intimidado que te asustes de eso. Sólo tienes que morder un trozo cada vez hasta que lo hayas terminado”.

Para Nolan y su equipo, ese primer “mordisco” fue rodar las escenas iniciales de la película. Pfister recuerda: “La semana que pasamos rodando la secuencia del atraco al banco fue como una escuela de IMAX para todos nosotros”. Salieron airosos de todo aquello. Filmar el prólogo con cámaras IMAX no solo cumplió sino que además superó todas las expectativas, de forma que los cineastas tomaron la decisión de rodar varias escenas más con cámaras IMAX, incluida la mayoría de las secuencias de acción principal.

El equipo de Pfister tenía que encontrar una forma de aparejar las enormes cámaras, no sólo para capturar, sino también para seguir la acción. Recurrieron a la gente de Ultimate Arm, los creadores galardonados de la grúa de cámara con control remoto giroestabilizado. Los técnicos de Ultimate Arm fueron capaces de reforzar la cabeza de la grúa, de forma que pudiera ocuparse del peso de las cámaras IMAX. Pfister desvela: “Nosotros rodamos gran parte de las secuencias del BatPod con Ultimate Arm, que nos permitía hacer oscilar la cámara arriba, abajo y alrededor del BatPod y conseguir un metraje realmente sorprendente”.


El maquinista jefe Mike Lewis también construyó artesanalmente aparejos más robustos, que permitieron que el equipo de las cámaras instalara las pesadas cámaras IMAX en el capó de un coche, el lateral de un camión o en cualquier otra parte, según fuera necesario. Todos los montajes de las cámaras habituales tuvieron que reforzarse, con el fin de manejar el peso adicional de las cámaras IMAX. Nolan y Pfister también hicieron grandes elogios del operador de Steadicam Bob Gorelick, que, dice Pfister, “hizo un extraordinario trabajo para mantener en su lugar esa enorme cámara”.

Con los avances tecnológicos de su parte, el cinematógrafo asumió que el propio peso de la cámara IMAX le impediría hacer tomas a mano, pero Nolan tenía otras ideas. Pfister recuerda: “En las primeras fases de la preproducción, Chris me dijo: ‘Tienes que intentar manejar con la mano una de las cámaras IMAX en algún momento, sólo para poder decir que lo hiciste’. Y yo dije: ‘¡De ninguna manera! No voy a colocar esa cosa en mi hombro’. Pero él continuó pinchándome y dándome la lata para intentarlo, y finalmente me rendí y decidí que tenía que darle una oportunidad. Realmente hice una toma a mano con la cámara IMAX, corriendo delante de un equipo de los S.W.A.T. hacia un edificio. Más que conseguir la toma, creo que Chris estaba realmente orgulloso porque había podido conseguir que yo hiciera eso”, admite.

“Fuimos capaces de utilizar el formato IMAX sin tener que comprometer la forma en que habríamos rodado con cámaras más pequeñas. Eso no nos retrasó lo más mínimo y fue bastante apasionante ver que se iba consolidando”, dice Nolan.

No obstante, además del tamaño y peso de las cámaras, había que tener en cuenta otros factores a la hora de incorporar la película de tamaño más grande. “La composición de tomas es totalmente diferente, ya que el fotograma es mucho más grande, por lo que es necesario centrar las cosas más para atraer la atención hacia la acción. Y el enfoque es mucho más importante porque hay una profundidad de campo mucho más superficial,” aclara Pfister, añadiendo que el fotograma de tamaño mayor también tuvo un efecto directo sobre la iluminación. “Una de las cosas más desafiantes a la hora de rodar en IMAX es intentar ocultar las luces. Con un fotograma ampliado, se está viendo mucho más de un lado a otro y de arriba abajo, por lo que no se pueden colocar las luces donde normalmente se haría. Tienes que colocarlas detrás de objetos y en cualquier otro lugar donde puedas ocultarlas”.

El tamaño y la claridad del metraje de IMAX ejercieron influencia en otros departamentos también. Nathan Crowley observa: “Filmar en IMAX es una gran ventaja para un diseñador de producción, porque se observan cosas que generalmente no se verían. La perspectiva es inmensa. Quiero decir, deliberadamente teníamos muchos techos bajos y suelos brillantes porque permanecen en el fotograma. Entonces, una vez más tuvimos que asegurarnos de que los acabados fueran magníficos, porque incluso se verá cualquier mota de polvo en el suelo”, dice riendo.

Todo el mundo estuvo de acuerdo en que para conseguir el resultado valió la pena con creces el esfuerzo de dominar el proceso de aprendizaje. “Se puede ver absolutamente la diferencia”, asegura Pfister. “Es más nítido; tiene más resolución, más contraste y una saturación de colores más rica. Es una imagen mejorada en general, ya sea si la ves en una pantalla IMAX o en una pantalla normal. Creo que la acción saltará fuera de la pantalla en cualquier sala de cine”.

Con “El Caballero Oscuro”, Christopher Nolan intentó ampliar el mundo de Batman en un sentido literal, trasladando la acción de los confines de un estudio cinematográfico a la extensión de localizaciones reales. “Estábamos buscando formas de ampliar el ámbito de esta película, así que decidí llevar la filmación de localizaciones mucho más lejanas de lo que lo había hecho en ‘Batman Begins,’” dice el director. “El mundo real se construye a una escala que nunca se podría reproducir en el estudio”.

Como había ocurrido en “Batman Begins,” la ciudad de Chicago una vez más se convirtió en Gotham City. “Me crié durante un tiempo en Chicago,” indica Nolan, “por lo que es una ciudad que conozco y quiero. Es famosa por su arquitectura y es también una ciudad muy cinematográfica. Rodamos allí durante semanas en ‘Batman Begins’, pero esta vez íbamos a estar allí durante meses y la ayuda y el aliento que encontramos en la ciudad fueron extraordinarios”.

Chuck Roven confirma: “No tengo palabras para hablar del alcalde Daley, la Oficina Cinematográfica de Chicago y, lo más importante, los ciudadanos de Chicago, que no pudieron haber estado más emocionados o más amables con nosotros. Nos prestaron una total colaboración y nos permitieron hacer cosas increíbles en sus calles, y nosotros lo agradecemos y siempre tratamos de respetar ese privilegio”.

Sin duda alguna, lo más increíble que la ciudad permitió hacer al equipo de producción no tenía precedentes: hacer dar vueltas de campana a un camión con remolque de 12 metros, de un extremo a otro, justo en el corazón del distrito bancario de la ciudad en LaSalle Street. Cuando Chris Corbould vio el camión dar vueltas de campana como se describía en el guión, admite: “Traté de llegar a un acuerdo con Chris —como, por ejemplo, que no todo el camión se desplazara o tal vez que usara un camión más pequeño— pero él no estaba por la labor de hacer nada de eso”.

Nolan responde, “Al final, me dirigí a él un día y dije: ‘Chris, realmente debería ser uno de 18 ruedas. Y sé que puedes encontrar una forma de hacer esto, porque sé exactamente quién eres y eso es lo que tú haces’”.

La primera exigencia de este asunto fue asegurarse de que la escena peligrosa se pudiera hacer. “Después de unas seis semanas de cálculos, estábamos listos para hacer una prueba real”, recuerda Corbould. “Salimos a un espacio abierto, hicimos que el camión alcanzara la máxima velocidad, apretamos el botón y simplemente empezó a dar vueltas. Tuve que ir a hablar con Chris Nolan y decirle que funcionaba perfectamente”.

Sin embargo, los cineastas sabían que había una grandísima diferencia entre hacer que el camión diera vueltas de campana en el medio de ninguna parte y hacerlo en el medio de una calle de una ciudad. Antes de que pudieran llevar a cabo la escena peligrosa, se llamó a los ingenieros de la ciudad para asegurarse de que las toneladas de fuerza necesarias para desplazar el camión de un extremo a otro no dañaran la infraestructura de LaSalle Street, incluidas las diversas líneas de servicios públicos que discurren por debajo. Una vez que se determinaron parámetros seguros, se le dio autorización a producción.

Cuando llegó la noche de la escena, el camión dio vueltas de campana como un mecanismo de relojería, ganándose los aplausos del reparto y el equipo allí congregados. “Era impresionante ver cómo este camión volaba y aterrizaba precisamente donde Chris dijo que iba a aterrizar”, comenta Nolan. “En la parte superior de su desplazamiento, parecía casi como un rascacielos que estuviera allí, y después seguía dando vueltas con mucha agilidad. Nunca he visto nada parecido”.

La secuencia más fulminante de la película exigía la implosión de un edificio completo, que estaba recreado en el edificio ahora vacío de la fábrica de Bracees Candí. Corbould y su equipo colaboraron con la compañía Controlled Demolition, Inc., dirigida por Doug Loizeaux, para crear la explosión. Corbould indica: “Chris no quería que el edificio se derrumbara como un mazo de cartas, como una demolición convencional. Yo trabajaba con Doug, que apareció con un sistema para hacer que el edificio se viniera abajo más bien como una ola, de forma secuencial. Entonces añadimos los elementos de nuestros efectos especiales para hacerlo más espectacular”.


Para los cineastas, la seguridad era primordial. Las principales preocupaciones implicaban el tráfico urbano circundante, así como las líneas ferroviarias activas situadas cerca del edificio. El equipo de producción se puso en contacto con las compañías ferroviarias y coordinó el horario de trenes para garantizar que no llegara ningún tren en el momento de la explosión. También se cortó el tráfico de la calle adyacente, para impedir que los curiosos y los peatones se acercaran al lugar de la explosión. Además, la escena exigía que hubiera un autobús en las cercanías de la explosión, por lo que se colocó un revestimiento de policarbonato en las ventanas del autobús, para asegurarse de que, aunque las ventanas se rompieran, no se desprendiera ningún cristal hacia el autobús, en cuyo interior estaban los miembros del reparto.

En la localización de Chicago, los cineastas también aprovecharon algunos de los rasgos característicos de la ciudad, incluida su mundialmente famosa arquitectura y sus calles de múltiples niveles. Nolan hizo buen uso de las calles paralelas superior e inferior para las emocionantes persecuciones de coches entre Joker, la policía y Batman. En las vertiginosas persecuciones se hacía que una gran variedad de coches, camiones blindados y un desafortunado 18 ruedas se precipitaran por calles tales como Upper y Lower Wacker Drive, Lower Lower Randolph, Lower Lower Columbus y LaSalle Street. Durante la persecución, el BatPod incluso toma una ruta lateral a través de la recién remodelada estación ferroviaria bajo Millennium Park.

“El Caballero Oscuro” supone la cuarta película de Nathan Crowley en la “ciudad del viento” y el diseñador de producción comenta: “La arquitectura de Chicago es fenomenal; todos los grandes arquitectos del último siglo han trabajado allí. Y es maravillosamente cinematográfica”.

Crowley eligió dos edificios diseñados por el afamado arquitecto Mies van der Rohe para una gran variedad de escenarios. El Edificio de IBM fue el emplazamiento de la Sala de Juntas de Wayne Enterprises, el despacho de Harvey Dent, el despacho del alcalde y la oficina del inspector de Policía, mientras que el vestíbulo de One Illinois Plaza se convirtió en la zona de vivienda principal del nuevo ático de Bruce Wayne. Por supuesto, el uso del nivel del vestíbulo para el set del ático implicaba que sería necesario utilizar efectos especiales para crear panorámicas de piso alto de la ciudad a través de las ventanas de suelo a techo. El dormitorio de Bruce se construyó por separado en el piso 39 del Hotel 71 en East Wacker Drive.

Bruce y Alfred han fijado su residencia en el ático porque Wayne Manor está aún en construcción después de que un incendio la destruyera. Nolan comenta: “Al final de ‘Batman Begins,’ Bruce dice que va a reconstruir Wayne Manor ladrillo a ladrillo. Eso llevaría mucho tiempo, por lo que sería bastante poco realista para él haberse trasladado ya. Y hubo también un período en los comics en el que Bruce Wayne sí que vivió en el centro de la ciudad, en un ático, así que tomamos eso como un punto de arranque. Quisimos que él estuviera en la ciudad porque en gran medida ésta es una historia urbana y consideramos que era importante colocar a Bruce en el medio de todo eso”.

El ático definitivamente tenía un diseño más moderno que Wayne Manor. Crowley explica: “Se nos dio acceso a estos magníficos suelos modernistas, y sentimos que aquella época de arquitectura se adaptaba mejor a lo que estábamos intentando transmitir emocionalmente. Su frío y su vacío; no hay calidez en el ambiente”. Nolan añade: “Bruce está viviendo una existencia muy solitaria en cierto sentido, por lo que el ático estaba destinado a reflejar este estado de ánimo”.

El rodaje en Chicago también tuvo lugar en localizaciones tales como el Convention Hall, en McCormick Place West, que se convirtió en el inmenso almacén de la División de Ciencias Aplicadas de Wayne Enterprises; el Muelle de la Armada, que era el emplazamiento de una espectacular escena en la que participan los aterrados ciudadanos de Gotham City; y la antigua Oficina de Correos de Chicago, que se utilizó para varias escenas, incluido el atraco inicial al banco. Además, el exterior de la Torre Trump de Chicago, que estaba en su etapa inicial de construcción en el momento de la producción, se utilizó para una confrontación fundamental entre Batman y Joker. El interior de la estructura del edificio se recreó cuidadosamente en Cardington, Inglaterra —el hangar para aeronaves transformado, que ahora se utiliza como estudio cinematográfico— donde se rodó realmente el vuelo.

Destacando por encima de la silueta urbana de Chicago, la Torre Sears fue el emplazamiento de una toma exterior de vértigo, y a Christian Bale no se le iba a negar la oportunidad de estar en el edificio más alto de Estados Unidos. El actor vuelve a relatar: “Pude oír a mi doble, Buster Reeves, decir que iba a subir a lo más alto de la Torre Sears para hacer esa escena y yo dije: ‘Lo siento, amigo, de ninguna manera. Tengo que hacerlo yo mismo’. Quiero decir, ¿cuántas veces en la vida subes 110 pisos, asomándote a la ciudad de Chicago? Pero es algo divertido y probablemente bastante peligroso”, dice riéndose, “la rapidez con la que me sentí como en casa allí y lo pronto que fui capaz de moverme por allí, justo en el borde, mirando directamente hacia abajo”.

Lejos de estar preocupado, Nolan apoyó la decisión de su protagonista de aprovechar la oportunidad que sólo se da una vez en la vida. “A Christian le gusta plantearse desafíos y yo sabía que no estábamos poniéndole en ningún peligro físico real. Aquello era totalmente seguro; estar allí sólo requería agallas. Yo ciertamente no querría hacerlo, pero él parecía disfrutar con ello e hizo una magnífica toma para nosotros. Y después de eso, permanecer en la cornisa de un edificio de Hong Kong debe haber sido fácil”.

En “El Caballero Oscuro” vemos cómo Batman se dirige al Lejano Oriente en una misión para derribar a un magnate financiero internacional, que está manejando los más poderosos cárteles del crimen de Gotham City. Las escenas se rodaron en una localización de Hong Kong, principalmente en el magnífico edificio IFC2, el más alto de la ciudad. “Me gusto la idea de enviar a Batman a un lugar más exótico”, dice Nolan. “Habíamos hecho eso con Bruce Wayne en la primera película, antes de que se convirtiera en Batman, pero yo realmente quería mostrar al personaje de Batman fuera del ámbito de Gotham City. Yo había ido a Hong Kong hace muchos años a un festival de cine, y recuerdo que es una gran localización. Es un lugar increíblemente visual, que lo hace ideal en términos cinematográficos”.


Para algunos interiores, el equipo de producción regresó a Cardington, donde se construyó un decorado importante: el BatBúnker, que ha sustituido temporalmente a la Baticueva mientras Bruce y Alfred están viviendo en el ático. Con su techo de sólidas luces fluorescentes, el BatBúnker “tiene el aspecto de una gigantesca caja de luz”, describe Wally Pfister, “que obviamente lo simplificó para mí en lo que se refiere a la luz”.

Crowley observa que como su casa estaba en la ciudad, Batman necesitaba un nuevo cuartel general. “Él no puede ir a su Baticueva, por lo que se nos ocurrió la idea de un búnker que se relaciona de nuevo con el tema arquitectónico del ático, en el sentido de que es grande pero muy sencillo. Esencialmente es una gran caja de hormigón en la que todo sale de las paredes y después se vuelve a cerrar. Pero tenía que seguir siendo visualmente interesante. Todo tenía que ver con la proporción y la perspectiva, algo que realmente era muy divertido de hacer”.

Christopher Nolan reflexiona: “Cada fase de la creación de una enorme película como ésta presenta sus propios desafíos, pero tiene sus propias recompensas. Es muy apasionante viajar por el mundo y enfocar escenas con el zoom desde helicópteros y hacer que el Batmóvil se desplace a toda velocidad por las calles de Chicago. De vez en cuando, tengo que recordarme a mí mismo retroceder un paso y darme cuenta de que esto es algo extraordinario en lo que tengo el privilegio de participar”.

Otro elemento de diseño crítico de “El Caballero Oscuro” no se ve, sino que se oye. “El diseño del sonido de la película fue sumamente complicado”, dice Nolan. “Había una inmensa cantidad de elementos que se englobaban en la mezcla de sonido y hay momentos en los que es difícil detectar qué es diseño acústico y qué es música”, afirma. “Hay grandes segmentos de la película donde usamos poca o ninguna partitura. Fue un desafío importante para nuestro diseñador de sonido, Richard King, y su equipo crear una gama de sonidos que provocaran el tipo de respuesta emocional que normalmente harías depender de la música. Entonces, el final de la película está muy recargado de música, pero se desarrolla a medida que la acción avanza”.

Los compositores Hans Zimmer y James Newton Howard, que colaboraron en la creación de la música de “Batman Begins”, volvieron a aunar esfuerzos para componer la banda sonora de “El Caballero Oscuro”. Nolan cuenta: “Me gusta que la música de la película sea una evolución que discurra paralela a la edición de la película, y Hans y James han sido sorprendentes a la hora de tener en cuenta eso. Generalmente, incluso sin ver el metraje final, me dan trozos de música que mi montador, Lee Smith, y yo incorporamos al conjunto del montaje. Es un proceso muy orgánico que exige muchas cosas poco habituales a los compositores, pero ellos hicieron un fantástico trabajo con todo eso”.

Como habían hecho en “Batman Begins”. Zimmer y Howard se reparten las tareas en “El Caballero Oscuro”, ya que Zimmer compone el tema de Joker y Howard se encarga de la doble personalidad de Harvey Dent/Dos Caras. Además, realizaron cambios en la partitura general, evitando cualquier fanfarria de tipo heroico. Zimmer dice: “No veo a Batman como un superhéroe típico, por lo que quise evitar cualquier cosa ‘super’ en la música. Yo seguía pensando en el símbolo del murciélago. Es la representación icónica de Batman, pero al mismo tiempo, es oscura y no tiene adornos”. “Batman es un personaje muy complejo”, añade Howard. “Todavía seguimos conociéndole, así que intentar vincular un tema musical a su figura que le defina de alguna manera sería engañoso”.

Nolan concluye: “Para mí, Batman tiene un atractivo perdurable y una fascinación sin límites porque es un personaje identificable. Se alude a él como a un superhéroe, pero realmente es un superhéroe inventado a sí mismo. Y pensemos en la fantasía de un hombre que, mediante la mera voluntad y la autodisciplina, se ha convertido a sí mismo en algo más que un hombre, en una figura ecléctica… que es simplemente un mito muy convincente”.

 

Nosferatu

Well-known member
Súper Moderador
Registro
31 Ago 2012
Mensajes
2.275
Reacciones
1.362
Puntos
113
Edad
44
Ubicación
Welcome to Hell!!

Reputation:

Excelente Juan como siempre, muy buenos viajes que uno emprende contigo, en el mundo del séptimo arte.:aplausos::aplausos::dplgar:
 

trailblazer 2.0

Well-known member
Miembro del Staff
Súper Moderador
Registro
28 Ago 2012
Mensajes
2.787
Reacciones
1.120
Puntos
113
Ubicación
Ciudad Macross

Reputation:

chulada de superpost, muchos quisieramos aportar algo asi, felicidades juan
 

huelnahuel

New member
Registro
1 Sep 2012
Mensajes
460
Reacciones
18
Puntos
0
Edad
37
Ubicación
Buenos Aires

Reputation:

Excelente man! Pero una critica constructiva, la mitad del titulo en ingles y la mitad en español? Digo seria: " Un día en ciudad Gotica" o "A day in Gotham City"...
 

Usuarios Que Están Viendo Este Tema (Total: 1, Miembros: 0, Invitados: 1)

Arriba